Copyright © 1993 Depósito legal pp.76-0010 ISSN 0378-1844. INTERCIENCIA 18(2): 77-82

Forma correcta de citar este articulo: Jorge Aldereguia Henriques y Jorge Nuñez Jover 1993. Estudio Sobre la Distribucion y Ecologia de Macrófitos Acuaticos en el Embalse De Guri. INTERCIENCIA 18(1): 77-82. URL: http://www.interciencia.org.ve


ESTUDIO SOBRE LA DISTRIBUCION Y ECOLOGIA DE MACRÓFITOS ACUATICOS EN EL EMBALSE DE GURI

TERESA VEGAS VILARRUBIA y MARITZA COVA

Teresa Vegas se desempeña como profesora investigadora de la Universidad Central de Venezuela. Obtuvo el título de Licenciada en Ciencias Biológicas en la Universidad de Barcelona, España, y los títulos de Maestría y de Doctorado en Ecología en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, Caracas, Venezuela. Trabaja en la limnología de ecosistemas fluviales, cuerpos acuáticos de planicies inundables y embalses. Dirección: Escuela Experimental de Biología, Facultad de Ciencias, Universidad Central de Venezuela. Apartado 47106, Caracas 1041, Venezuela.
Maritza Cova labora como bióloga en la Gerencia de Desarrollo Forestal de la Corporación Venezolana de Guayana. Obtuvo el título de Licenciada en Biología en la Universidad Central de Venezuela. Trabaja en programas de reforestación y en el desarrollo y protección de bosques en Guayana.

RESUMEN

Este estudio tiene como finalidad hacer un inventario de las especies de macrófitos acuáticos presentes en el embalse de Guri (Venezuela), examinar su distribución espacial y efectuar una evaluación de su estado actual de desarrollo. Se contaron y determinaron 14 familias, 19 géneros y 27 especies distintas. De las 27 especies encontradas solamente 3 flotan libremente en el agua, el resto necesita algún sustrato en donde arraigarse. La variedad de especies y su distribución geográfica en el embalse sugirieron agrupar las localidades de muestreo por su similaridad en cuanto a composición de especies. Esto se hizo aplicando el coeficiente de similaridad de Jaccard. También se examinó la frecuencia en la coincidencia de aparición de especies para hallar asociaciones entre ellas, siendo posible definir siete asociaciones con posible sentido fitosociológico. / PALABRAS CLAVE / Macrófitos acuáticos / Embalse / Tropical / Aguas negras / Sucesión /


Es un hecho bien conocido que el represamiento de un río para construir un embalse provoca profundos cambios en las características físico-químicas del agua embalsada. Estas modificaciones de la calidad del agua varían a través del tiempo en un mismo embalse, y especialmente de un embalse a otro. Los impactos ecológicos y económicos de estos cambios son de gran complejidad.

La espectacular invasión de algunos embalses tropicales por macrófitos acuáticos ha puesto en evidencia el peligro que éstos representan para los fines de su aprovechamiento tanto hidroeléctrico como agrícola. Particularmente Eichitornia crassipes y Salvinia molesta han causado serios problemas en climas cálidos (Shelpe, 1961; Little, 1966; Mitchell, 1972, 1978, 1979a, 1979b, 1980; Scott y Steyn, 1979; Forno y Bourne, 1984; Center y Spencer, 1981). Pistia stratiotes constituye una amenaza menor, aunque también puede contarse entre las plantas invasoras importantes (Little, 1966).

Gran parte de las especies de Plantas acuáticas conocidas como invasoras en potencia no suelen considerarse como tales en sus áreas naturales de distribución. Las especies que han causado invasiones más severas son nativas de América del Sur. Los casos más conocidos de infestación de Eichitornia crassipes y de Salvinia molesta proceden de embalses de Africa y de Oceanía. Las especies introducidas involuntariamente en embalses tienen ciertas ventajas competitivas frente a las nativas, ya que no están expuestas a muchos de los factores que en otras circunstancias regularían sus poblaciones. Esto favorece el crecimiento explosivo de las especies invasoras. La presencia de macrófitos en embalses puede resultar ventajosa. Sin embargo, cuando se desarrollan en grandes cantidades, predominan los efectos indeseables sobre los efectos beneficiosos (Galán y Gorzula, 1986). Existe abundante bibliografía sobre el control químico y biológico de estas invasiones (Ashton et al., 1979, 1980; Forno, l980; Center et al., 1982; Sands y Kassulke, 1983; Tonapi y Varghese, 1983; Jamil et al., 1983, l984; Room et al., 1984; Buckingham, 1984; Calder y Sans, 1985). Sin embargo, la infestación de un cuerpo por macrófitos acuáticos debería ser combatida en sus etapas más tempranas, ya que el control es costoso o incluso ineficaz, una vez que el crecimiento exponencial ha comenzado (Galán y Gorzula, 1986).

El presente trabajo es un avance de los estudios desde 1986 sobre los macrófitos acuáticos del embalse de Guri, Venezuela, que figura entre los mayores del mundo en extensión (4.500 km2). El primer registro de la presencia de macrófitos en el embalse de Guri data del año 1980 y se refiere a Paspalum repens. En 1983, se efectuó un primer levantamiento intensivo de la vegetación de la zona inundable del embalse de Guri, estimándose que su colonización por macrófitos era un evento temporal (Alvarez y col. 1986). La presente investigación tiene como finalidad hacer un inventario de las especies de macrófitos acuáticos y de su distribución espacial en una etapa posterior del Proyecto Guri, y efectuar una evaluación de su estado de desarrollo en el embalse. Los resultados y las conclusiones obtenidas servirán de base para continuar con la investigación sobre la distribución biogeográfica y la dinámica poblacional de estas especies en ambientes naturales y artificiales. Esta información es imprescindible para formular una política adecuada de vigilancia y protección del Embalse de Guri frente a la invasión de macrófitos.

MATERIALES Y MÉTODOS

Se realizaron recorridos aéreos y fluviales en el embalse de Guri 62º 30' - 63º 20' LW y 6º 50' - 7º 50' LN 262 m.s.n.m. y en dos de sus afluentes durante todo el año 1986 (febrero-diciembre) se tomaron muestras botánicas para su posterior identificación taxonómica. Las áreas de recolección de muestras fueron de norte a sur, las siguientes: (Fig. 1) El Lechoso, Las Carolinas, Potrero, Cerro Urapán, Las Banderas, Danto Manchado, Jabillal, Las Tasajeras, Cerro Azul, Cerro Paviche, El Burro, Río Pao, Lote 6, Río Paragua. La determinación de las muestras botánicas fue realizada por especialistas de la Universidad de Los Andes (ULA) y la Universidad Experimental de Los Llanos Ezequiel Zamora (UNELLEZ). En el mes de febrero de 1989 se realizaron reconocimientos aéreos y de campo del estado de avance de los macrófitos.

Para el cálculo de similaridad entre estaciones y asociación entre especies se empleó el índice de similaridad de Jaccard (Cuadras, 1981). Este índice se calculó sobre variables cualitativas: cuando su valor es uno (1), la similaridad es máxima, cuando su valor es cero(0), la similaridad es nula. Dichos índices se representaron en una matriz, de similaridad.


Figura 1. Ubicación de los puntos de muestreo del Embalse de Guri.

RESULTADOS

Pudo comprobarse la presencia de macrófitos, principalmente en ensenadas relativamente poco profundas y protegidas del viento. Se contaron 14 familias, 19 géneros y 27 especies distintas, representando este resultado una variedad mayor a la esperada en este tipo de aguas ácidas, intensamente coloreadas y escasamente mineralizadas (Alvarez y col., 1986). En la Tabla 1 se presenta la lista de familias, géneros y especies de macrófitos acuáticos recolectados en las áreas indicadas del Embalse de Guri, y sus formas de vida según Stodola (1967) y Sculthorpe (1967).

De las 27 especies encontradas, solamente tres flotan libremente en el agua: Ricciocarpus natans, Salvinia auriculata y Lemna minor, mientras que el 90% del total necesitan algún sustrato en donde arraigarse. Efectivamente, tanto los recorridos aéreos como los fluviales pusieron de manifiesto que la mayor parte de los macrófitos acuáticos localizados viven cerca de las orillas, entre los troncos de los árboles muertos, en aguas tranquilas.

Se elaboraron tres mapas que indican la ubicación de las especies encontradas en las áreas muestreadas con el propósito de ilustrar su distribución espacial dentro del embalse (Fig. 1). Debido a la notable variedad de especies hubo que agruparlas y distribuirlas en tres mapas, tomando como criterio la importancia de la representación de las familias. Así, el primer mapa (Fig. 2) contiene la distribución geográfica de siete especies de Cyperaceae, el segundo mapa (Fig. 3) ilustra la distribución de Gramineae y Lentibulariaceae, con tres especies cada una, y el tercer mapa (Fig. 4) agrupa a las 11 familias restantes, Ricciaceae, Parkeriaceae, Salviniaceae, Lemnaceae, Sphenocleaceae, Papilionaceae, Nymphaeaceae, Thelypteridaceae, Araceae, Ponteridaceae y Onagraceae, representadas por una o dos especies.


Figura 2. Distribución espacial de las especies Cyperaceae dentro del Embalse de Guri. Los números se refieren a la Tabla 1 en ésta y en las siguientes tablas.

El examen de la distribución de macrófitos acuáticos del Embalse de Guri en 1986 refleja que éstos lo colonizaron preferentemente en su zona central, en un tramo aproximadamente de 20 km a lo largo de la margen izquierda del embalse. En la margen occidental de esta área las Cyperaceae estuvieron mejor representadas. Eichhornia crassipes se manifestó como la especie dominante en la Ensenada de Cerro Azul en la margen oriental, no apareciendo en ningún otro punto del embalse. En el tercer mapa se observa que son numerosas las localidades en donde solamente se localizó una especie, siendo muy baja la frecuencia de aparición de dos especies en una misma localidad. Este patrón de distribución sugiere, o bien que existen factores ambientales selectivos que determinan las posibilidades de asentamiento de una especie concreta en una localidad definida, o bien que la llegada de las especies colonizadoras a una localidad determinada es un suceso estocástico, o ambas cosas. Para poder explicar la distribución espacial encontrada habría que investigar la distribución de macrófitos acuáticos en toda la cuenca del embalse de Guri, cuáles son los factores ambientales que influyen sobre la presencia y tasa de crecimiento de estas especies y cómo actúan.

Por otra parte, un análisis visual aéreo de la superficie colonizada por los macrófitos acuáticos permite afirmar que ésta no es importante frente a la superficie total del mismo, aunque no se dispone de datos de cobertura. Las áreas con mayor grado de colonización se localizaron principalmente en los extremos dendríticos del embalse al fondo de las ensenadas, en donde el oleaje es suave. Puede afirmarse que el área cubierta por los macrófitos en 1989 es menor que en 1986.

La variedad de especies y su distribución geográfica denso del Embalse de Guri sugirieron agrupar las localidades de muestreo. Esta agrupación se efectuó aplicando el coeficiente de similaridad de Jaccard (Cuadras, 1981) y se representó en una matriz de similaridad en la cual se colocaron solamente las localidades muestreadas que presentaron alguna similaridad, de norte a sur (Fig. 5). El diámetro de los círculos representa un intervalo de los valores de] índice de similaridad. La distribución y el tamaño relativo de los círculos de la matriz de similaridad indican que las localidades de Danto Manchado, Las Tasajeras y Jabillal, ubicadas en la margen occidental, presentan una similaridad entre sí de alrededor de un 50%. Probablemente su proximidad geográfica favorece la colonización de las tres localidades por las mismas especies. El área de Cerro Azul presenta una similaridad de un 7 a un 10% con Danto Manchado y El Jabillal, y de un 20% por Las Tasajeras, pero ninguna con el área de] Cerro Paviche que está en la misma margen y más próxima. En la zona del Cerro Urapán, al norte, se observaron comunidades considerables de Utricularia vulgaris y en las ensenadas de El Burro y El Pao, al Sur-Oeste, de Utricularia foliosa.


Figura 3. Distribución espacial de las especies de Gramineae y Lentibulariaceae dentro del Embalse de Guri.

En la desembocadura del Río Paragua solamente se localizo Paspalum repens, al igual que en el Cerro Paviche. En el río Pao se reportaron Ricciocarpus natans, Scirpus cubensis, Pistia stratiotes y Utricularia vulgaris. Sería de interés conocer cuáles son las especies que viven en los ríos afluentes del embalse, ya que éstos representan vías de colonización hacia el mismo.

Las especies de macrófitos acuáticos parecieron estar distribuidas según una componente latitudinal norte-sur, de acuerdo a los mapas diseñados y al análisis de similaridad entre localidades.

En el campo se observó la coincidencia de aparición de algunas especies, lo cual sugirió la existencia de asociaciones entre especies. La Tabla II representa una matriz de frecuencias absolutas de coincidencia de especies. Los espacios vacíos representan ceros, es decir, la falta absoluta de coincidencia.

Las cifras del uno al tres indican las veces que dos especies determinadas se encontraron juntas. El número uno se interpreta como una coincidencia de aparición, y los números dos y tres como indicadores de una posible asociación entre dos especies. Esta representación permitió formar grupos que definieron siete asociaciones con posible sentido fitosociológico:

a) Ricciocarpus natans, Cyperus sp. 1, Cyperus sp. 2, Cyperus sp. 3, compuesta por una planta flotante libre y tres especies del género Cyperus, emergentes y arraigadas.

b) Salvinia auriculata, Cyperus sp. 1, Cyperus sp. 2; la primera es una planta flotante libre, las otras dos especies pertenecen al género Cyperus, y son plantas arraigadas emergentes.

e) Ricciocarpus natans, Scirpus cubensis; la primera especie es una planta flotante libre, la otra pertenece al género Cyperus y es arraigada emergente.

d) Salvinia auriculata, Cyperus sp. 1, Cyperus sp. 2, Cyperus sp. 3, Cyperus sp. 4, Cyperus sp. 5, Scirpus cubensis; la primera es una planta flotante libre, las especies restantes pertenecen al género Cyperus y son plantas arraigadas emergentes.

e) Salvinia auriculata, Cyperus sp. 1, Cyperus sp. 2, Cyperus sp. 3; la primera es una planta flotante libre, las otras pertenecen al género Cyperus y son plantas arraigadas emergentes.

f) Pistia stratiotes, Scirpus cubensis; la primera es una planta flotante libre, el resto de las especies, pertenecientes a los géneros Cyperus y Scirpus, son arraigadas emergentes.

g) Ludwigia octovalvis, Cyperus sp. 1, Cyperus sp. 2, Cyperus sp. 3; todas las plantas son arraigadas emergentes.


Figura 4. Distribución espacial de las especies de las familias Ricciaceae, Parkeriaceae, Salviniaceae Lemnaceae, Sphenocleaceae Papilionaceae, Nymphaceae, Thelypteridaceae, Araceae, Ponteridaceae y Onagraceae, dentro del Embalse de Guri.

La matriz de frecuencia absolutas de coincidencia de especies muestra algunas columnas vacías correspondientes a Montrichardia arborescens, Lemna minor, Thelypteris totta, Nymphaea sp., Utricularia vulgaris, lo cual significa que estas especies nunca se encontraron asociadas ni entre ellas, ni a otras especies durante el período de muestreo. Todas las asociaciones encontradas, excepto la última, están compuestas por una especie flotante con especies arraigadas emergentes asociadas. Cyperus sp. 1, sp. 2 y sp. 3, se hallaron asociados con Salvinia auriculata y Ricciocarpus natans, aunque también coincidieron con Pistia stratiotes. Cyperus sp. 4 y sp. 5 se asociaron con Salvinia auriculata, coincidiendo con Pistia stratiotes y con Ricciocarpus natans. Scirpus cubensis se presentó asociado con Ricciocarpus natans, con Pistia stratiotes y con Salvinia auriculata. Es decir, las asociaciones mejor definidas constaron de una especie flotante con plantas arraigadas de la familia de las Cyperaceae. El último grupo (g) representó una asociación de especies arraigadas emergentes. Ludwigia octovalvis coincidió con la presencia de Ricciocarpus natans, Salvinia auriculata y Pistia stratiotes, además de con otras Cyperaceae.

DISCUSIÓN y CONCLUSIONES

Si bien es cierto que existen focos de macrófitos acuáticos considerados invasores en el embalse de Guri, puede afirmarse que la extensión colonizada por ellas no representa actualmente ningún riesgo para el aprovechamiento de las áreas del embalse. Los recorridos aéreos y fluviales por las áreas con focos de macrófitos acuáticos permitieron comprobar que sectores cubiertos durante el año 1986, se encontraban en 1989 libres de los mismos o con poblaciones en franca regresión.

TABLA I LISTA DE ESPECIES DE MACRÓFITOS ACUATICOS HALLADOS EN EL EMBALSE DE GURI (FL = FLOTANTES LIBRES, AE = ARRAIGADAS EMERGENTES, AHF = ARRAIGADAS DE HOJAS FLOTANTES)

Especie

Tipo Biológico (Stodola, 1967 Sculthorpe, 1967)

1.

Ricciocarpus natans (L) Corda

1

(FL)

2.

Ceraptopteris pteroides (Hook) Hieron

2

(AE)

3.

Thelypteris sp.

2

(AE)

4.

Thelypteris serrata (Alston)

2

(AE)

5.

Salvinia auriculata (Aublet)

1

(FL)

6.

Eleocharis sp.

10

(AE)

7.

Cyperus sp. 1

10

(AE)

8.

Cyperus sp. 2

10

(AE)

9.

Cyperus sp. 3

10

(AE)

10.

Cyperus sp. 4

10

(AE)

11.

Cyperus sp. 5

10

(AE)

12.

Scirpus cubensis (Poepp & Kunth)

10

(AE)

13.

Leersia hexandra (Swartz)

10

(AE)

14.

Paspalum repens (Berg)

10

(AE)

15.

Brachiaria sp.

10

(AE)

16.

Pistia stratiotes

10

(AE)

17.

Montrichardia arborescens

10

(AE)

18.

Lemna minor

1

(FL)

19.

Eichhornia crassipes (Mart) Solms

2

(AE)

20.

Sphenoclea zeylanica (Gaerth)

8

(AE)

21.

Vigna luteola (Benth)

2

(AE)

22.

Nymphaea sp.

7

(AHF)

23.

Utricularia vulgaris (L)

3

(AS)

24.

Utricularia foliosa

3

(AS)

25.

Utricularia gibba (L)

3

(AE)

26.

Ludwigia helminthorriza (Mart)

8

(AE)

27.

Ludwigia octovalvis (Jacq)

8

(AE)

La variedad de especies reportadas en el embalse es mayor de lo que cabría esperar en un ambiente acuático pobre en nutrientes, ácido y con escasa penetración de luz en el agua. En la Amazonia Brasileña, los ambientes naturales con condiciones similares, tales como canales, planicies y lagunas de inundación, suelen ser colonizados preferentemente por Montrichardia arborescens y Utricularia foliosa. La presencia de especies tales como Pistia stratiotes, Eichhornia crassipes, Leersia hexandra, Salvinia auriculata, correspondería a hábitats con mayores contenidos de nutrientes (Junk y Williams, 1984). Si se tiene en cuenta que la presencia y desarrollo de plantas acuáticas están fuertemente influenciados por la composición química del agua, y que una pequeña variación puede afectarlos, podría explicarse la presencia de estas especies en el embalse de Guri como vestigios de condiciones particulares de corta duración. Por ejemplo, la presencia de Eichhornia crassipes en la Ensenada de Cerro Azul podría ser consecuencia de un episodio de fertilización local, al ser inundadas tierras inicialmente destinadas a fines agrícolas. Cabe destacar que el área cubierta por Eichhornia crassipes se ha reducido espectacularmente, quedando en la actualidad algunas "manchas" de esta planta.

El 90% de las especies de macrófitos reportados en el Embalse de Guri son arraigadas emergentes, mientras que el 10% restante son flotantes libres. No se encontraron plantas sumergidas. Según Junk y Williams (1984), la mayoría de los macrófitos que viven en aguas pobres en nutrientes están arraigados al sedimento, que representa una fuente adicional de nutrientes. En el caso del Embalse de Guri, gran parte de los macrófitos acuáticos están arraigados sobre un sustrato orgánico vegetal constituido por comunidades de macrofitos flotantes, constituyendo "islas flotantes" que son equivalentes a los "matupá" de la Amazonia brasileña. Podría pensarse que las asociaciones entre especies flotantes y especies arraigadas se encuentran en un proceso dinámico de sustitución y sucesión de comunidades. La sustitución de unas especies por otras ocurre dentro del proceso de sucesión de comunidades en un ambiente estable modificado únicamente por las propias especies que la componen. La sustitución de una especie por otra puede darse también como consecuencia de variaciones ambientales externas, por ejemplo, fluctuaciones marcadas del nivel de agua propias de la etapa de llenado del embalse. Ambos fenómenos de sustitución son esencialmente distintos. Es posible que la sucesión de las comunidades de macrofitas acuáticas en embalses responda al patrón de "sucesión modulada" por lo menos durante la fase de llenado. La sucesión modulada consiste en cambios de dirección en las tendencias sucesionales a causa de variaciones del ambiente externo que no determinan la sustitución de la hidroserie (Rull, 1990, Rull & Vegas-Villarrubia, en prensa).

Las plantas del género Utricularia son carnívoras y se alimentan de pequeños organismos acuáticos, ayudándose así a completar sus requerimientos nutritivos. Este nivel de especialización las hace especialmente aptas para este tipo de aguas. La ausencia de macrófitos sumergidos podría estar relacionada tanto con el factor nutritivo como con la escasa penetración de la luz en las aguas del embalse (Alvarez et al., l986, González et al., 1989).


Figura 5. Matriz de similaridad de las localidades muestreadas. El diámetro de los círculos representa un intervalo de los valores del índice de similaridad.

TABLA II MATRIZ DE FRECUENCIAS ABSOLUTAS DE COINCIDENCIA DE ESPECIES. CADA ESPECIE SE INDICA POR EL NUMERO ASIGNADO EN LA TABLA 1 (1-27)
 

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

1

1

     

2

 

2

2

2

1

1

3

1

1

2

         

1

         

1

2

 

1

   

1

 

1

1

1

1

1

1

     

1

       

1

         

1

3

   

1

1

 

1

         

1

                             

4

     

1

 

1

           

1

                           

5

       

1

 

3

3

3

1

1

2

1

1

1

2

       

1

         

2

6

         

1

           

1

                           

7

           

1

3

3

1

1

3

1

   

2

                   

2

8

             

1

3

1

1

3

1

1

 

2

       

1

         

3

9

               

1

1

1

3

1

1

 

2

       

1

1

       

3

10

                 

1

2

2

   

1

1

     

1

1

         

1

11

                   

1

2

   

1

1

   

1

1

           

1

12

                     

1

1

2

1

3

     

1

1

         

2

13

                       

1

1

 

1

       

1

         

1

14

                         

1

 

2

       

1

         

1

15

                           

1

     

1

               

16

                             

1

     

1

1

         

2

17

                               

1

                   

18

                                 

1

                 

19

                                   

1

               

20

                                     

1

           

1

21

                                       

1

         

1

22

                                         

1

         

23

                                           

1

1

1

1

 

24

                                             

1

1

1

 

25

                                               

1

   

26

                                                 

1

 

27

                                                   

1

 

Existen algunos factores físicos muy importantes que podrían afectar adversamente la proliferación de los macrofitos acuáticos en el Embalse de Guri. El fuerte oleaje es el más notable. Este tiende a impedir el asentamiento de semillas y de plantas flotantes libres, plantas con hojas flotantes y plantas emergentes. Por otra parte, la acción directa del viento puede contribuir a la dispersión de las semillas, a su asentamiento sobre las "islas flotantes" y a su transporte aguas abajo. Resumiendo, las conclusiones derivadas del presente trabajo son las siguientes:

-La variedad de especies encontradas en el Embalse de Guri es mayor a la esperada en las condiciones oligotróficas reportadas (Alvarez et al, 1986).

-Las especies de macrófitos acuáticos parecen estar distribuidas según un eje latitudinal norte-sur, siendo muy baja la similaridad entre las localidades estudiadas, según el criterio de presencia de especies comunes.

-Se presentan asociaciones sencillas entre plantas acuáticas flotantes libres y Cyperaceae arraigadas emergentes, principalmente en el área centro-occidental del embalse (Jabillal, Danto Manchado, Las Tasajeras), las cuales pueden representar procesos de sustitución o sucesión de acuerdo a las condiciones locales.

-La dominancia de especies arraigadas a un sustrato sobre las especies flotantes libres, y la presencia de especies carnívoras sugiere que los macrófitos acuáticos que tienen mayores posibilidades de establecerse en el embalse son los que disponen de estructuras anatómicas y de mecanismos fisiológicos para extraer nutrientes adicionales de otro medio distinto del agua.

-Los principales factores particulares que actúan adversamente al desarrollo de los macrófitos acuáticos en el Embalse de Guri parecen ser la escasez de nutrientes y de luz, y la intensidad del oleaje.

-El área colonizada por las plantas acuáticas en el Embalse de Guri no representa ningún riesgo para su aprovechamiento, ya que actualmente las poblaciones de plantas potencialmente invasoras se encuentran en franca regresión.

Aunque los resultados de este estudio indican que el riesgo de una rápida proliferación de especies invasoras en el Embalse de Guri es bajo en las condiciones actuales, hay que hacer la siguiente advertencia: el medio acuático es, potencialmente, el más prolífico, puesto que las posibilidades de trasiego de materia y de energía son muy superiores a los medios aéreo y terrestre. El agua es capaz de cambiar su composición química y las comunidades de organismos que alberga en lapsos muy cortos. En particular, el agua del Embalse de Guri, así como la de los ríos de su cuenca, presentan una capacidad de amortiguación a las variaciones de pH y una concentración de nutrientes y sólidos suspendidos muy bajas. Un cambio significativo de las características físicas y químicas del agua traería como consecuencia cambios en otro factores importantes del medio. Pequeños cambios químicos del agua del embalse podrían afectar profundamente el desarrollo relativo de los macrofitos acuáticos presentes, favoreciendo circunstancialmente a alguna especie que luego podría convertirse en una potencial invasora. Los cambios de las condiciones ambientales del embalse dependerán en gran medida de su manejo y de las actividades desarrolladas en su cuenca.

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos al personal obrero y técnico de la Sección de Embalses de CVG-EDELCA (Electrificación del Caroní) su entusiasta colaboración en el trabajo de recolección de muestras. Expresamos nuestra gratitud a los herbarios de la UNELLEZ (Universidad Nacional Experimental de Los Llanos Ezequiel Zamora) y la ULA (Universidad de Los Andes) por la determinación de las muestras botánicas. Los mapas fueron realizados por el Sr. Antonio Gutiérrez Balbás y el procesamiento del manuscrito por la Sra. Auristela de Rivas.

BIBLIOGRAFIA

Alvarez, E., Balbás, L., Massa, L, Pacheco, J. (1986): Aspectos ecológicos del Embalse de Guri. Interciencia, Vol. 11 (6): 325-333.

Ashton, P. J., Scot, N. E., Steyn, D. J., Wells, R. J. (1979): The chemical control programme against the water hyacinth Eichhornia crassipes (Mart) Solms on Harbeespoort Dam: historical and practical aspects. South African Journal of Science. 75: 303-306.

Ashton, P. J., Scott, W. C., (l980): The chemical control of the water hyacinth Eichhornia crassipes (Mart) Solms. Prog. Wat. Tech., vol. 12, Toronto, IAWPR/ Pergamon Press Ld. 865-882.

Buckingham, G. R. (l984): Biological control of weeds by insects. J. Georgia Entomol. Soc., vol. 19 (3): 62-78, second supplement.

Calder, A. A. y Sands, D. P. (1985): A new Brazilian Cyrtobagos Hustache (Coleoptera: Curculionidae) introduced in Australia to control Salvinia, J, Aust. Ent. Soc, 24: 57-64.

Center, T. D., Spencer, N. R. (1981): The phenology and growth of waterhaycinth (Eichhornia crassipes) in an eutrophic north-central Florida lake. Aquatic Botany, 10: 1-32, Amsterdam.

Center, T. D., Steward, K. K., Bruner, M. C. (l982): Control of waterhyacinth (Eichhornia crassipes) with Neochetina eichhorniae (Coleoptera: Curculionidae) and a growth retardant. Weed Science, 30: 453-457.

Cuadras, C. (1981): Métodos de análisis multivariante, ed. EUNIBAR, Barcelona, 642 pag.

Forno, I. W. (1980): Progress in the exploration of biological control agents for Salvinia molesta. Proc. V Int. Symp. Biol. Contr. Weeds, Brisbane, Australia: 167-173.

Forno, I. W. y Bourne, A. S. (1979): Studies in South America of arthropods on Salvinia auriculata complex of floating ferns and their effects on Salvinia molesta. Bull. Ent. Res. 74: 609-621.

Galán, C. y Gorzula, S. (1986): Macrófitos. Recopilación bibliográfica. División de Cuencas e Hidrología, CVG-EDELCA.

González, E., Paolini, J. and Infante, A. (1991): Water chemistry, physical features and primary production of phytoplankton in a tropical blackwater reservoir (Embalse de Guri, Venezuela). Verh. Internat. Verein Limnol. 24: 1477-148l.

Jamil, K., Narasaiah, J., Thyagarajan, G. (1983): Studies on the evaluation of naturally occuring fungal pathogens of water hyacinth for biological control of the weed. Indian J. Bot., 6(2): 181-l89.

Jamil, K., Narasaiah, J. and Thyagarajan, G. (1984): Spodoptera Litura as a biocontrol agent of Eichhornia crassipes. Current Science, vol. 53 (6): 333-334.

Junk, W. and Williams, H. (1984): Ecology of aquatic macrophytes in Amazonia. En: The Amazon, ed. Dr. W. Junk Publishers, 269093.

Little, E. C. S. (1966): The invasion of manmade lakes by plants. In: Man-made lakes, ed. R. H. Lowe-McConnell, 210 pgs.

Mitchell, D. S. (1972): The Kariba weed: Salvinia molesta. Brit. Fern GaZzette, 10 (5): 251-212.

Mitchell, D. S. (1978): Aquatic weeds in Australian Inland Waters. Aust. Governm. Publish. Serv. Canberra. 189 pág.

Mitchell, D. S. (1979a): Aquatic weeds in Papua, New Guinea. Science in New Guinea, 6 (3): 154-160.

Mitchell, D. S. (1979b): The incidence and management of Salvinia molesta in Papua, New Guinea. Of Environment and Conservation, Central Gov. of Wandstrip, Wargani, Papua, New Guinea, 51 pig.

Mitchell, D. S. (1980): The management of Salvinia molesta in Papua, New Guinea. Proc. Y Int. Symp. Biol. Weeds, Brisbane. Australia, 31-34.

Room, R. M., Forno, I. W. and Taylor, M. F. J. (1984): Establishment in Australia of two insects for biological control of the floating weed Salvinia molesta. Bull. Ent. Rest. 74: 505-516.

Rull, V. (1990): Quaternary palaeoecology and ecological theory. ORSIS, (5): 91-111.

Rult, V. and Vegas-Vilarrubia, T.: A palaeolimnological example of modulated succession from SE Venezuela, and its significance in Pleistocene Palaeoecology. Current Res. Pleistocene (in press).

Sands, D. P. y Kassulke, R. C. (1983): Acigona infusella (Walker) (Lepidoptera: Pyralidae), an agent for biological control of waterhyacinth (Eichhomia crassipes) in Australia. Bull. Ent. Res. 73: 625-632.

Scott, W. E. and Steyn, D. J. (1979): Chemical control of the waterhyacinth on Harbeespoort Dam. Water Res. Inst. South Africa. 84 pág.

Sculthorpe, D. (1967): The biology of aquatic vascular plants, Ed. Edward Amold Ltd., London, 610 pág.

Shelpe, E.A.C.L.E. (1961): The ecology of Salvinia auriculata and associated vegetation on Kariba Lake. J. S. Afr. Bot. 27: 181-187.

Stodola, J. (l967): Encyclopedia of water plants. Ed. THF publications, INC, The British Coron Colony of Hong Kong. 368 pág.

Tonapi, G. T. and Varghese, G. (1983): Fresh water turtles as strong predators of water hyacinth. Current Science 5. (24): 1201-1202.