Copyright © 1996 Depósito legal pp.76-0010 ISSN 0378-1844. INTERCIENCIA 20(2): 61-63.


MECANISMOS DE ESTIMULO A LA INVESTIGACION EN AMERICA

CRYSTAL VIVAS

Secretaria Ejecutiva Asociación Interciencia

En la actualidad uno de los tópicos más controversiales en el ambiente científico en Latinoamérica, es el referente a los mecanismos de estímulo que existen para incentivar la actividad científica, tanto en lo referente al reconocimiento social como también al estímulo económico para el investigador.

La Asociación Interciencia es una Federación de Asociaciones para el Avance de la Ciencia, que consta actualmente de 16 miembros (Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, Jamaica, México, Panamá, Perú, Puerto Rico, Trinidad & Tobago, Estados Unidos y Venezuela). Dentro de sus actividades organiza simposios regionales enfocados a la ciencia y la tecnología en los temas de desarrollo y necesidades humanas.

En junio de 1995, la Secretaría Ejecutiva de la Asociación junto a la ASOVAC (Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia) organizó el XLV simposio de la Asociación: "El rol de la ciencia en tiempos de crisis: Mecanismos de Estímulo a la actividad científica en América", bajo los auspicios del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT-Venezuela), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico de la Universidad Central de Venezuela (CDCH-UCV), la Fundación Polar, la Fundación Venezolana para el Avance de la Ciencia (FUNDAVAC) y la Universidad Simón Bolívar (USB).

En este número de Interciencia se encuentran varias de las ponencias presentadas en el evento y que contribuyeron a compartir experiencias y puntos de vista de países en los cuales ya se han puesto en marcha esos sistemas de estímulo a los investigadores, como es el caso de México y Venezuela, y de algunos que recién los implementaron (caso de Colombia) también se presentaron ponencias de experiencias en el campo de relaciones universidades-empresas en países industrializados (caso Canadá).

Marcelino Cereijido nos presenta en su artículo un análisis partiendo de las raíces y evolución de la ciencia en Occidente hasta llegar al panorama científico en Latinoamérica, y en este aspecto nos señala una serie de consideraciones para tratar de solucionar los inconvenientes a nuestro desarrollo científico.

El articulo de Salvador Malo y Laura Rojo (UNAM), presenta una visión de la evolución que ha sufrido el SIN (Sistema Nacional de Investigadores) desde su creación en 1984 hasta la fecha, al igual que dos mecanismos de fomento a la investigación como lo son el Programa de Carrera Docente o de becas al Desempeño Académico y el Sistema Nacional de Creadores.

Antonio Machado-Allison (Venezuela), hace una revisión de los aspectos históricos y políticas en la promoción y fomento a las actividades de los investigadores y analiza un caso particular como lo es el de la Universidad Central de Venezuela.

González, Arévalo y Velasco enfocan una visión sobre el Programa de promoción a los Investigadores (PPI) de Venezuela, acerca del impacto que ha tenido este programa en las diferentes instituciones en cuanto a la producción científica desde su implantación en 1990 hasta 1995, y de la necesidad de su evaluación integral.

Luis Raúl Pericchi, nos muestra un análisis del incremento en la producción científica en el país a raíz de la implementación del programa de Promoción al Investigador (PPI) desde 1990 en Venezuela.

Hebe M.C. Vessuri presenta una reflexión sobre los elementos que se pudiesen llevar a cabo en la evaluación de los investigadores que van a participar en el PPI y que ésta se realice con menos trauma que actualmente.

Jean-Louis Fortin en su artículo analiza los orígenes de la universidad canadiense para luego presentar el tipo de relación que se da entre los investigadores como representantes de las universidades y las empresas, refiriéndose a la creación los parques tecnológicos como muestra de esta relación, resultante de su experiencia como director fundador de la oficina de enlace entre la Universidad y Empresas, de la Universidad de Montréal.

En el caso de Eduardo Posada y Nohora E. Hoyos, éstos nos presentan un recuento desde los comienzos en la creación de la legislación de la ciencia y la tecnología en Colombia, hasta llegar a la creación de Programa Nacional de Estímulos a los Investigadores y su primera convocatoria realizada en. 1994.

Finalmente, desearía agradecer nuevamente a todos los que colaboraron para la realización del simposio; especialmente a la Fundación Polar quienes facilitaron sus instalaciones y personal protocolar.

Atrás / Back / Voltar